En 1963 Kelsey-Hays ideó un refugio atómico modular. Esta imagen pertenece a folleto con las instrucciones de montaje que la firma faciitó en su día.

El catálogo completo lo podeis encontrar en Duck&Cover

Queda poca gente, muy poca gente, casi nadie. Es agosto en Madrid.

BENIDORM O JÁVEA

Pertrechados de cremas bronceadoras, un variado mobiliario de playa y un surtido buenas intenciones, los madrileños hacen suyos tres centímetros de arena pisoteada y fina para sudar y comer helados al lado de otros madrileños.

Miradas esquivas, ese niño y la pelotita corre que te corre, que parece que las piernas se le van a salir de la pelvis, una por la derecha y otra por la izquierda. Sacudidas de toalla, rebozado de arena. Y pasa el de los helados vociferando los sabores en una letanía incomprensible en cinco idiomas, luego el de los refrescos.

El niño grita, el adulto grita. Todos gritan en la playa, lo uno lleva a lo otro. Si se bañan gritan, si juegan a las palas, gritan. Si están tumbados, gritan al de las palas o al que se baña. El de las palas grita al que pasa caminando con aire abstraido. El que se baña grita a las olas por que por lo visto, las olas del Mediterráneo tienen oídos.

Bocadillo con arena y Fanta caliente en las incomodas sillas de playa. Abre la nevera portatil, cierra la nevera portatil. Sombrero recuerdo de Andorra y al niño se le cae la rodaja de chorizo. Disimula y la entierra en la arena junto al cadáver de una medusa reseca que se encontró en la orilla. Siesta a pleno sol con mucha protección solar y un jirón de sombrilla.

-¡Um! Esto es vida.

MADRID

Obras, mas obras. Las obras no cesan en agosto, por el contrario toman nuevos brios. Las publicas, las privadas, las del vecino y las propias. Piquetas, percutores, sierras, taladros. Polvo y el ruido que atrae al “charareeerooo”.

Las calles vacías no quedan ni los Rodriguez. Cortan el metro, cotan la calle, cierran los bares, abren los bancos. Cierran el colmado, el de las fotocopias, el zapatero y el estanco.

Sábanas pegadas al cuerpo, noches en blanco. Persianas bajadas, ventanas cerradas. Ventilación a la romana. Regar por la noche, vivir cuando se pone el sol, a la fresca, como murcielagos, como lechuzas, como vampiros.

-El año que viene sin falta pongo el aire acondicionado.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.